5 cambios en tu casa para una vida más relajada

Hace poco más de un año que la forma de vivir ha cambiado globalmente y tu bienestar no siempre tiene que ver con los alimentos que comes o con no hacer el ejercicio que te falta a veces tiene que ver con tu entorno.

Durante todos estos meses, hemos tenido que quedarnos en casa para evitar que esta pandemia siga creciendo, familias enteras han tenido que adaptarse a trabajar y estudiar desde casa. Ante este cambio inesperado, muchos hemos tenido que adaptar espacios de nuestras casas para establecer oficinas, aulas escolares y gimnasios caseros.

Antes de 2020 era fácil diferenciar entre el tiempo de oficina y el tiempo en casa. Esto es difícil porque estamos trabajando en el mismo lugar donde se supone que descansamos y nos relajamos, dejando atrás el estrés y la presión que nos puede generar nuestro trabajo. Aunque muchos de nosotros seguimos en casa, debemos desarrollar nuevas formas de separar el tiempo del trabajo, el descanso y el entretenimiento.

Ahora más que nunca, es esencial para nuestro bienestar que nuestra casa sea un lugar donde nos sintamos cómodos, seguros, felices e inspirados para llevar a cabo nuestras tareas diarias.

Sé que hacer cambios en el diseño o la decoración de tu casa no supondría cambios significativos para la humanidad. Sin embargo, este tipo de cambios en el hogar pueden ayudar a sentirse cómodo y relajado después de un largo y estresante día.

Hay algunos consejos fáciles de Dhara Comunicación que podemos hacer para mejorar nuestro hogar y convertirlo en un lugar más agradable y organizado, y que puede ser la diferencia para poder tener una visión más relajada, tranquila y saludable de la vida.

Colores bonitos y calmantes

Dar color a una habitación no sólo tiene una finalidad estética, sino que también tiene efectos psicológicos positivos. Las investigaciones sugieren que hay tonos que pueden estimular el cerebro, mientras que otros tienden a reducir los niveles de estrés con un efecto calmante. Si nuestras oficinas están ahora en casa, es aconsejable elegir colores que nos permitan mantener la concentración y la calma al mismo tiempo.

Si queremos tener un hogar tranquilo, los tonos naturales como los azules, los grises, los verdes, los blancos y los beige serían la elección adecuada. Los azules y los verdes son los colores perfectos para una oficina doméstica tranquila. Los estudios sugieren que los tonos verdes aumentan la concentración, mientras que con el azul claro se pueden decorar las paredes con estanterías o utilizar fotografías en este tono más claro sin riesgo de sobrecargar el espacio.

Podemos renovar los colores de nuestro hogar para convertirlo en un oasis de paz y alegría, y aquí hay dos formas sencillas de empezar. La primera consiste en identificar las zonas más visibles de una habitación a otra, que suelen ser la cocina y el salón. Seleccionar tonos suaves y neutros como el blanco o el beige para el salón y la cocina facilitaría la elección de los colores para las siguientes zonas.

El segundo enfoque es comenzar con el espacio en el que desea tener el color más audaz. Su dormitorio principal puede ser un ejemplo de ello. A partir de ahí, puedes elegir tonos más claros que combinen en armonía con los demás.

Ilumínate con el sol

Hay que tener en cuenta las fuentes de luz natural. Deja que el sol te alegre el día. La luz del sol funciona bien para alegrar nuestro espíritu. Coloca tu oficina cerca de una ventana que deje entrar la luz natural y podrás tener una vista del exterior. La luz natural te ayudará a mantenerte relajado durante el tiempo de trabajo. En las habitaciones en las que tengas ventanas, intenta mantener las cortinas corridas a los lados para iluminar el espacio de forma natural.

Como ya no podemos salir de casa tanto como antes, abrir las ventanas en casa puede darte esa sensación de libertad cuando entra aire fresco del exterior. Los expertos recomiendan mantener una buena calidad del aire interior y aumentar la ventilación abriendo las ventanas.

Un hogar ordenado es relajante

Como queremos que nuestro hogar se convierta en un refugio contra el estrés, debemos deshacernos del desorden. Una casa desordenada puede ser un gran factor de estrés, un aumento de la ansiedad y el agotamiento. Si quieres empezar a organizar tu casa, puedes empezar por clasificar las cosas en tres grupos: lo que puedes reciclar o donar, lo que puedes conservar y lo que puedes tirar.

Puedes encontrar más consejos útiles de expertos en este tema, ya que hay libros, blogs e incluso una serie de Netflix especializada en enseñarnos cómo deshacernos del desorden en casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *